Renunciar a toda esperanza

Renunciar a toda esperanza

Cuando reflexiono sobre dónde estaba en mi vida hace 10 años, puedo pensar en muchas cosas que podría haber hecho de manera diferente que habrían mejorado drásticamente la calidad de mi vida en esos momentos. Si tuviera el conocimiento que tengo ahora, no me habría metido en algunas de esas situaciones y temporadas en las que terminé. Si supiera lo que sé hoy, habría pasado por partes de mi vida con mucho menos dolor. .

La verdad es que todos podríamos haberlo hecho mejor en nuestro pasado si hubiéramos tenido el conocimiento que tenemos hoy. Sin embargo, es parte del viaje de la vida aprender estas lecciones y habilidades en el camino. Así como un diamante es refinado por el fuego, nuestras personalidades y nuestro carácter se desarrollan de la misma manera. A menudo tenemos que pasar por tiempos difíciles (el fuego) en la vida para convertirnos en lo que hemos sido hechos para ser.

Si tuviera el conocimiento y la sabiduría que tengo hoy hace 10 años, realmente me habría salvado de algunas malas relaciones amorosas, las amistades equivocadas, los trabajos equivocados, los lugares equivocados en los que decidí pasar mi tiempo, etc. Sin embargo , no podemos regresar y cambiar una sola cosa. No importa cuánto lo pensemos, oremos al respecto, nos preocupemos y estresamos al respecto, y no importa cuánto nos duela, nada puede cambiarse. Es hora de que decidamos renunciar a toda esperanza.

Renunciar a toda esperanza de un pasado mejor.

Necesitamos dejar de esperar que nuestro pasado cambie de alguna manera, o que ya no nos afecte o nos moleste. Es hora de dejar ir y decidir dejar atrás nuestro pasado y, en cambio, centrarnos en el futuro. ¿Cómo podemos usar nuestro viaje para beneficiar nuestro futuro y el futuro de los demás con el conocimiento que tenemos de nuestro pasado?

Publicación relacionada: Perdón

Cuando tomé la decisión de vivir verdaderamente para Dios, sabía que no podía retroceder en el tiempo y borrar las decisiones equivocadas que había tomado; No pude volver y empezar mejor. Sin embargo, Dios y yo ahora tenemos el control total de mi final. Sé que cómo terminamos es más importante que cómo comenzamos.

Jeremías 29:11 “Porque sé los planes que tengo para ti, declara el Señor, planes para el bienestar y no para el mal, para darte un futuro y una esperanza”.

Observe que este versículo de la biblia dice que le dé un futuro, no le dé un pasado. Comience a tomar medidas para dejar de pensar en su pasado. Decide en tu corazón y mente que hoy eres una persona nueva; porque hoy es el mejor momento para comenzar tu nuevo final. Nadie puede regresar y comenzar de nuevo. Pero cualquiera puede comenzar ahora para hacer un nuevo final.

Publicación relacionada: Agradeciendo a Dios por mi pasado y confiando en él para el futuro

Leave a Comment!