¿Señor de los vivos y los muertos?

En el Nuevo Testamento, Señor es el título más usado para Jesucristo. Aunque raramente usamos este término en nuestra vida diaria, todos estamos bastante familiarizados con otra palabra: jefe . Eso es básicamente lo que el Señor quiere decir: uno que posee autoridad, poder y control. La Palabra de Dios describe a Jesús como la cabeza de la iglesia, el gobernante de toda la creación, y el Señor de los señores y el Rey de los reyes (Col. 1:15-18; Apoc. 3:14; 17:14).

El reino de Cristo cubre todo lo que pasa en el cielo y en la tierra. Nadie, ni siquiera aquellos que niegan Su existencia, pueden estar libres de Su gobierno o fuera de Su esfera de autoridad. Aunque Satanás trata de convencernos de que la libertad se encuentra en hacer lo que queremos, la verdadera libertad se adquiere sólo a través de la sumisión al amoroso señorío de Cristo.

Ni siquiera la muerte puede liberar a nadie de la autoridad del Hijo de Dios. Él es el Señor tanto de los vivos como de los muertos. Todas las personas deben decidir si ceden o se rebelan contra Él, pero tienen la oportunidad de tomar esta decisión sólo mientras están vivos. Después de la muerte, reconocerán el señorío de Cristo a través de la rendición de cuentas a Él. Si no hemos doblado la rodilla ante Jesús en vida, nos veremos obligados a doblarla en el juicio.

¿Se ha sometido al gobierno de Cristo sobre su vida? Su autoridad causa enojo o temor en los individuos que aún no se han rendido a Él, pero aquellos que han experimentado su amorosa bondad, confiado en su bondad, y se han rendido a su autoridad se consuelan al conocerlo como el Señor de sus vidas.

Tomado de “ Señor de los vivos y los muertos ” por In Touch Ministries (usado con permiso).

 

Leave a Comment!