¿Qué es la “Q-Source”?

La suposición general entre los críticos de la fuente es que Marcos fue el primer evangelio escrito. Esto se ve en un análisis de Mateo y Lucas – ambos tienen material en sus evangelios que es común al evangelio de Marcos. Al mismo tiempo, hay material común en Lucas y Mateo que no se encuentra en Marcos. Los eruditos tratan de explicar esta información común que se encuentra en estos dos evangelios y que está ausente en el evangelio de Marcos. La hipótesis de trabajo es que Mateo y Lucas, además de tener a Marcos como fuente de información, tenían una segunda fuente independiente que Marcos no utilizó. Esta segunda fuente independiente se llama simplemente la “fuente Q”.

Se utiliza la letra Q, ya que es la primera letra de la palabra alemana quelle , que es simplemente la palabra para la fuente. Es decir, la fuente Q es una fuente desconocida para nosotros, pero conocida por los escritores del evangelio Mateo y Lucas. Gran parte de este análisis es especulativo e hipotético. Los estudiosos difieren en cuanto a si la supuesta fuente Q era una fuente escrita compartida por Mateo y Lucas, o simplemente una tradición oral a la que ambos tenían acceso. Dondequiera que lleguemos en nuestras conclusiones sobre el método por el cual los escritores de los evangelios compilaron sus textos, el mismo análisis que hemos visto nos da un claro beneficio. Al aislar el material que se encuentra en Mateo y sólo en Mateo, o al aislar el material que se encuentra en Lucas y sólo en Lucas, o al aislar el material que se encuentra en Marcos y sólo en Marcos, obtenemos pistas sobre la audiencia a la que el autor dirigía su información y también sus principales temas en el evangelio en particular.

Por ejemplo, al mirar el evangelio de Mateo, encontramos más citas y alusiones a las Escrituras del Antiguo Testamento que en cualquiera de los otros evangelios. Este hecho por sí solo da crédito a la idea de que Mateo dirigía su evangelio principalmente a una audiencia judía para mostrar cómo Jesús, el tan esperado Mesías, cumplió la profecía del Antiguo Testamento.

Extraído de “ El testigo de Mateo ” de Ligonier Ministries (utilizado con permiso).

Publicado originalmente el 04 de junio de 2010.

Leave a Comment!