Pascua: ¿Más grande que la Navidad?

En nuestra sociedad hay dos grandes fiestas religiosas: Navidad y Pascua. Para la mayoría de nosotros la Navidad es la mayor y más grande estación del año. Es la época del año en la que nos reunimos con la familia y los amigos para cantar villancicos, decorar el árbol e intercambiar regalos. La Navidad es el clímax de todo el año. ¿Pascua? Bueno, para la mayoría de la gente es sólo otro fin de semana largo, otra oportunidad de salir por unos días.

¡Incluso los cristianos ven la Pascua como una fiesta de segunda categoría!

De alguna manera nos hemos confundido mucho. Si no hubiera pasado la Pascua, la Navidad no tendría sentido. Si la tumba no está vacía, la cuna no hace ninguna diferencia. Si Jesús no resucitó de la muerte, entonces es sólo un rabino judío equivocado con delirios de grandeza. Si la Pascua no es verdad, entonces la Navidad es sólo la historia de un oscuro bebé nacido en un pueblo apartado en una tierra olvidada hace 2000 años. Es la Pascua la que da a la Navidad su significado.

¿Quieres pruebas? En todo el Nuevo Testamento ningún punto doctrinal importante se basa en el nacimiento virginal de Cristo. Ni uno solo. Es cierto. Ha sucedido. Pero nunca se discute ni se menciona. De hecho, dos evangelios ni siquiera dicen nada al respecto.

¿Pero la resurrección? Esa es una historia diferente. En cada parte del Nuevo Testamento, aparece una y otra vez. Lea los sermones de los Hechos. Cuando los primeros cristianos predicaban, no mencionaban Belén; hablaban de la tumba vacía. Nunca superaron el hecho de que el domingo de Pascua, cuando fueron a la tumba, Jesús se había ido.

Extraído de “ Preguntas de Pascua ” de Keep Believing Ministries (utilizado con permiso).

Publicado originalmente el 26 de mayo de 2010.

Leave a Comment!