Las cartas de Pedro: ¿Evidencia de un cambio radical?

¿Alguna vez Pedro cambió radicalmente? ¿Aprendió autocontrol? Más tarde escribió, en 1 Pedro 3:8-10,

En resumen, que todos sean armoniosos, simpáticos, fraternos, de buen corazón y humildes de espíritu; no devolviendo mal por mal, …

(Me parece recordar a Pedro balanceando una espada… y golpeando a su sirviente en la oreja – Pedro era un mal tirador),

… o insulto por insulto, pero dando una bendición en su lugar; porque fuiste llamado con el mismo propósito de que pudieras heredar una bendición. “El que quiera amar la vida y ver días buenos, refrene su lengua del mal y sus labios de hablar con engaño.”

¿Pedro aprendió alguna vez la importancia de la humildad? Oh, ¿fue Pedro alguna vez orgulloso; tan lleno de confianza egoísta en sí mismo. En Mateo 26:33, había dicho, en efecto, “Señor, todos se apartarán de ti, pero yo no; estoy hecho de cosas mejores”.

Más tarde, escribiría, en 1 Pedro 5:5-6,

… y todos ustedes, vístanse con humildad unos a otros, porque Dios se opone a los orgullosos, pero da gracia a los humildes. Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que Él os exalte a su debido tiempo

Los fracasos de Pedro no fueron fatales – de hecho aprendió el fruto del Espíritu.

Dices que quieres ser un discípulo de Jesús, y que estás caminando con Él – entonces entiende que Él te pondrá en el proceso de cambio radical.

Tomado de “ La Prueba (Juan 1:35-51) ” por los Ministerios de la Sabiduría para el Corazón (usado con permiso).

Publicado originalmente el 27 de julio de 2010.

Leave a Comment!