¿Jesús es el “Padre Eterno”?

“Se llamará… Padre Eterno” (Isaías 9:6).

En el hebreo la frase es literalmente “el Padre de la Eternidad”. Esto habla del propósito de su venida.

Está antes, encima y más allá del tiempo. Es el poseedor de la eternidad. Es eternamente como un padre para su pueblo. Esto no es una declaración sobre la Trinidad, sino sobre el carácter de nuestro Señor. Todo lo que un buen padre es, Jesús es para su pueblo.

Porque es como un padre, se preocupa por su gente. Porque es dueño de la eternidad, puede darnos la vida eterna. Eso es importante para los que viven en este planeta maldito por el pecado. Nadie vive para siempre. Tarde o temprano todos encontraremos nuestro propio lugar en el cementerio. No somos inmortales sino transitorios. Estamos aquí hoy, nos iremos mañana. Un Cristo muerto no nos servirá de nada. Los hombres moribundos necesitan un Cristo inmortal.

Aquí hay una frase clave: ¡Él es un padre para siempre! Eso es importante para mí porque tuve un padre, pero no un padre para siempre. Tuve un padre, pero ya no está. Recibí un mensaje de alguien que decía que su tía conocía a mi padre, el Dr. Tyrus Pritchard. Eso calentó mi corazón porque han pasado 37 años desde que mi padre murió. Era un hombre muy bueno, pero no fue un padre para siempre. Soy un padre para Joshua, Mark y Nick, pero no soy un padre para siempre. Algún día moriré. Todos los padres humanos deben irse. ¡Pero Jesús es un padre para siempre! Él es justo lo que necesitamos.

Tomado de “ Padre Eterno ” de Keep Believing Ministries (usado con permiso).

Publicado originalmente el 14 de marzo de 2011.

Leave a Comment!