¿El Alfa y el Omega?

“Yo soy el Alfa y la Omega,” dice el Señor Dios, “que es, y que era, y que va a venir, el Todopoderoso.” (Apocalipsis 1:8)

Esta es una declaración bastante notable en el idioma griego. El alfa y omega son la primera y la última letra del alfabeto griego. De un alfabeto se hacen palabras, y Jesucristo es llamado la “Palabra de Dios” – la revelación completa y la comunicación inteligente de Dios. Es el único alfabeto que puedes usar para llegar a Dios, amigo mío. El único lenguaje que Dios habla y entiende es el lenguaje donde Jesús es el Alfa y la Omega y todas las letras que hay entre ellos. Él es la “A” y la “Z”, y Él es el “ABC”.

Si vas a llegar a Dios Padre, tendrás que pasar por el Hijo, Jesucristo. Aquí el énfasis está en el principio y el final. En el griego original, el Omega no está escrito como el Alfa . ¿Por qué? Porque Cristo es el principio, y el principio ya está completado. Pero el final aún no ha sido completado; por lo tanto, Él no deletreó la Omega en este caso. Un día Él completará el programa de Dios. Este es un detalle muy interesante en el texto griego.

“El principio y el fin” se refiere a la eternidad del Hijo y su inmutabilidad. Con respecto a esto, Hebreos 13:8 dice, “Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos”. Cuando dice que es el mismo, no significa que esté caminando por el Mar de Galilea hoy. No lo es. Pero significa que en sus atributos es el mismo. No ha cambiado. Es inmutable. Como Él es el principio y el fin, abarca todo el tiempo y la eternidad.

Leave a Comment!