¿Cumplió Jesús accidentalmente las profecías del Antiguo Testamento?

Mientras Pedro hablaba a la multitud en los patios del templo después de la curación de un hombre lisiado de nacimiento, dejó claro que Jesús cumplía las profecías del Antiguo Testamento (ver Hechos 3:18,24). Pero, ¿podría Jesús haber cumplido estas profecías por accidente? ¿Podría ser que él sea uno de los muchos a lo largo de la historia que han coincidido con la huella digital profetica?

“Ni hablar”, es la respuesta de Louis Lapides, un cristiano convertido del judaísmo. “Las probabilidades son tan astronómicas que lo descartan. Alguien hizo los cálculos y estimó que la probabilidad de que se cumplan sólo ocho profecías es de una oportunidad entre cien millones de billones. ¡Esa cifra es millones de veces mayor que el número total de personas que han caminado por el planeta!

“Esa misma persona calculó que si tomaba este número de dólares de plata, cubrirían el estado de Texas hasta una profundidad de dos pies. Si marcabas un dólar de plata entre ellos y luego hacías que una persona con los ojos vendados recorriera todo el estado y se agachara para recoger una moneda, ¿cuáles serían las probabilidades de que eligiera la que había marcado? Las mismas probabilidades que cualquiera en la historia podría haber cumplido sólo ocho de las profecías”.

El científico Pedro Stoner estimó que la probabilidad de cumplir 48 profecías era una oportunidad en un trillón, trillón, trillón, trillón, trillón, trillón, trillón, trillón, trillón, trillón, trillón! Nuestras mentes no pueden comprender un número tan grande.

“Sólo las probabilidades dicen que sería imposible que alguien cumpliera las profecías del Antiguo Testamento”, concluye Lapides. “Sin embargo, Jesús, y sólo Jesús a lo largo de toda la historia, logró hacerlo.”

– Adaptado de la entrevista con Louis Lapides

Tomado de “ ¿Cumplió Jesús accidentalmente las profecías del Antiguo Testamento? ” de la Biblia de Estudio del Caso de Cristo de la NVI (usada con permiso).

Publicado originalmente el 18 de diciembre de 2011.

Leave a Comment!