¿La resurrección de Cristo confirma la nuestra?

El fundamento del cristianismo es la resurrección de Jesucristo. El apóstol Pablo le dice a la iglesia de Corinto que sin la creencia en este principio primario de nuestra fe, entonces nuestra fe es en vano.

Puesto que creemos en la resurrección corporal de Jesús de la tumba después de su crucifixión, también creemos en la promesa de nuestra resurrección corporal a la eternidad. La alternativa es creer en nada que sea real, nada que sea esperanzador o redentor.

No podemos separar estas verdades. Jesús es la primicia de los que han resucitado de la muerte. Cuando Pablo dice esto en 1 Corintios 15:20, utiliza un tiempo verbal en griego que significa que Jesús no sólo resucitó sino que sigue vivo. Vive para siempre.

George Sweeting escribe: “En Glendale, California, en el cementerio de Forest Lawn, cientos de personas cada año están ante dos enormes pinturas. Una representa la crucifixión de Cristo. La otra representa su resurrección. En el segundo cuadro el artista ha pintado una tumba vacía con un ángel cerca de la entrada. En primer plano está la figura de Cristo resucitado.

Pero lo más llamativo de ese enorme lienzo es una gran multitud de personas, en el fondo brumoso, que se extiende a lo lejos y fuera de la vista, sugiriendo la multitud que resucitará de entre los muertos porque Jesús murió y resucitó primero por ellos.”

Leave a Comment!