Felipe: ¿Nuestro ejemplo de confianza en Jesús?

En Hechos 8:5-6, Felipe llevó la buena nueva de Jesucristo a Samaria, y la multitud de allí escuchó atentamente. Debe haber sido emocionante para él ver tan cálida receptividad al evangelio. A pesar de ello, demostró obediencia al Señor al seguir inmediatamente las instrucciones de salir y llevar el mensaje a Gaza. El carácter piadoso de Felipe era evidente en su sensibilidad al llamado del Señor y su voluntad de obedecer de inmediato, sin importar el costo.

También vemos que la conducta de Felipe se ajustaba a su carácter. Dejó que los principios divinos lo guiaran, y sus acciones se alineaban con sus creencias. Si Felipe hubiera elegido desobedecer a Dios, o si su fe no hubiera sido genuina, su comportamiento habría revelado esos sentimientos, y su testimonio no habría valido nada.

Ya sea que Felipe hablara a grandes multitudes o a un individuo, sus palabras apuntaban a Jesucristo. En los versículos 8:25-39, enseñó las Escrituras a un viajero y luego bautizó al hombre. Felipe consideró sus palabras cuidadosamente y se aseguró de que sus conversaciones dirigieran a los demás hacia el Salvador.

Felipe es un ejemplo de un creyente que confió en Cristo, independientemente de la situación. Su fe devota e inquebrantable se reveló en la forma en que testificó con su vida. Al acercarse a diferentes situaciones a lo largo del día, trate de ser como Felipe: deje que el Señor guíe su carácter, su conducta y su conversación.

Leave a Comment!