¿El humor serio de una mancha y un tablón?

El comentarista Kent Hughes dijo, “Encontramos muy fácil girar un microscopio en el pecado de otra persona, pero miramos el nuestro a través del extremo equivocado de un telescopio. Fácilmente detectamos una mancha de falsedad en otro, porque tenemos un atasco de ella en nuestras propias vidas. La ira hacia la mancha en la vida de otra persona puede venir de la culpa suprimida por el mismo pecado masivo en nuestras propias vidas.”

Jesús estaba usando un poco de humor cuando dijo:

“¿Y por qué miras la paja en el ojo de tu hermano, y no consideras la viga en tu propio ojo? ¿O cómo puedes decirle a tu hermano: Déjame quitarte la paja del ojo; y mira, una viga está en tu propio ojo?” (Mateo 7:3-4).

La palabra tablón habla de un pedazo de madera muy grande, mientras que la palabra mancha habla de un pedazo de madera muy pequeño, incluso tan pequeño como un poco de aserrín. Así que parafraseando vagamente, “¿Cómo puedes sacar el aserrín del ojo de tu hermano si tienes un poste de teléfono en el tuyo?”

Un giro interesante de esta afirmación es que speck y plank son de la misma palabra original, lo que significa que son de la misma sustancia. En otras palabras, Jesús estaba diciendo que la razón por la que algunas personas son tan adeptas a encontrar fallas en las vidas de los demás es porque ellos mismos están tan familiarizados con ello. Pueden detectar ciertas cosas en la vida de otra persona porque son culpables del mismo pecado, en una capacidad probablemente mayor.

A veces la gente que se fija en los pecados de los demás son culpables de cosas mucho peores. Pero si sabemos que Dios nos perdona, entonces perdonaremos a la gente. Las personas perdonadas deberían ser personas que perdonan.

Leave a Comment!